Calor, EH? Oh! Mundo… Si tan solo supieras como te extraño, mi tierra del sol.


No… Hoy no hizo calor en mi tierra. La verdad es que solo han sido unos grados centígrados adicionales. Y bueno… Las personas, acostumbradas a una cantidad de humedad cuya ausencia ha provocado caos en el lugar al resentir el calor ahora seco. Típico de los amaneceres del lugar donde alguna vez, a tu lado, fui feliz.
Es solo que… Daría lo que fuera por volver a mirar mi reflejo en tus hermosos, brillantes, claros y delicados ojos y sentirme iluminado por tu linda sonrisa cuando, desfalleciente, fui bendecido por tu calidez humana con la que me abrazaste y me devolviste la vida un día.
Oh! Lo que daría por volverte a mirar alguna vez. Por volverte a besar. Por sentir mis tímpanos vibrar con el timbre de tu voz.
Mientras el sol nos fundía con la tierra ardiente del desierto hasta hacernos volver al polvo del que fuimos hechos.
Ilusión? Fantasía? Realidad?
No lo se! Solo se que en mi delirio tu imagen fue lo único que mantuvo con vida en aquel momento. Cuando caminamos por el infierno juntos. 
Y repentinamente ya no te pude tomar de la mano y la puerta cerrada quedó a mis espaldas, por lo que a tu lado jamas pude volver.
Te dejé en el infierno, mi amor. Y hoy… Mil años después, el viento cálido de la costa del éste me trajo tu recuerdo, y las lágrimas rodaron por mi mejilla pero al suelo no llegaron… 
Como aquella vez.