Mi experiencia en el curso propedéutico de la #UnADM #Reflexión


Ha resultado muy interesante trabajar en todas las actividades del Curso propedéutico para el aprendizaje autogestivo en un ambiente virtual de la Universidad Abierta y a Distancia de México, en el cual hemos podido aprender a utilizar algunas herramientas que si bien algunos ya conociamos, no habíamos utilizado en al menos un buen tiempo, refiriendome -naturalmente- a tu servidor. 

Del mismo modo nos hemos enfrentado a nuevas circunstancias, cosas, programas, actividades, piezas de Software y otros relacionados directa o indirectamente con la creación de contenido multimedia para estas tareas.

¿Por que? o en su efecto: ¿Para que?

La mayoría de los cursos propedéuticos, al menos aquellos en los que he participado a lo largo de mi vida, persiguen un objetivo parecido o común y que lo es la preparación y/o adaptación de las personas a una nueva forma de hacer las cosas.
En algún momento de la historia, desconozco si se hace todavía en la actualidad, cuando se venía de niveles básicos -por dar un ejemplo- en el que los alumnos de educación Primaria (en México, aunque no en todos los lugares del país en la misma forma) pasaban al curso propedéutico para ingreso a la educación en escuelas secundarias federales o técnicas, era con el objetivo de que en un entorno y condiciones reales de estudio se adaptaran con facilidad al nuevo modelo educativo, distinto del que venían observando en sus estudios más recientes. Lo cual en la mayoría de los casos permitía una adaptación sencilla y rápida.

Confusión

En este curso propedéutico, por comentarios vertidos en los foros y a veces en privado, en grupos de conversación de tiempo real o diferido tal como redes sociales, por correo electrónico, por mensaje privado, etc. Se percibe una confusión generalizada, si bien por la cantidad y/o forma en que las instrucciones son entregadas a los aspirantes pero también por la falta de conocimiento de muchos sobre la correcta interpretación de las mismas.
Desconocimiento en general sobre el funcionamiento de la plataforma, instrucciones aparentemente insuficientes o fuera de contexto, e incluso cosas que realizar que parecen alejarnos de un objetivo personal cuando el objetivo del curso en si es general y las instrucciones no son insuficientes y el conocimiento del uso de la plataforma es lo que estamos precisamente aprendiendo.

Costumbres

Habituados a que “nos enseñen” y no a aprender por cuenta propia, la mayoría de nosotros, al recibir la solicitud de un producto final sin un checklist o un algorítmo o instructivo para su realización, en algún momento nos sentimos perdidos y confieso que en al menos una ocasión me dije a mi mismo que no lo iba a lograr.
Sin embargo, la colaboración e interacciones con compañeros, compartir ideas y conocimientos, la experiencia de algunos en temas específicos nos ha conducido a esta recta final del curso propedéutico en el que hemos adquirido nuevas costumbres para poder enfrentarnos de forma auto-suficiente a la mayoría de las actividades que hemos de enfrentar si somos aceptados como estudiantes de esta plataforma.

Misión… cumplida?

Creo que podemos rescatar bastante del curso, y si en este preciso momento echamos un vistazo hacia el pasado, unas cuantas semanas atrás eramos diferentes, probablemente organizados, tal vez capaces, pero agregar una actividad así al curso de nuestra vida nos ha hecho evolucionar.
Ahora somos capaces de entender que cada cosa que es y existe tiene un origen y sabemos como llegar al origen de las cosas mediante la correcta aplicación de técnicas de investigación con el uso de metodologías tradicionales y tecnologías de vanguardia, también para la correcta representación de resultados que si ya veniamos haciendo por causas naturales en nuestra vida cotidiana, le hemos encontrado un propósito nuevo a cada una de esas cosas.
Es sencillo decir que “nadie es perfecto” pero lo dificil es aceptar que somos perfectibles por naturaleza y que si bien una instrucción mal interpretada puede conducir a un resultado distinto en nuestras actividades o calificaciones, también sabemos que no basta con señalar lo imperfecto de una persona, organización, institución o conjunto de ellos. Sino que ahora podemos mejorar y mejorarnos a nosotros mismos por la presentación de propuestas y alternativas que ŕesuelvan en más de una forma las cosas que tenemos que hacer. Esa diversidad en formas de pensar y de proponer nos hace mejorar cada día.

Agradecimiento

Y bien, todavía nos queda mucho por delante, mucho que aprender, en caso de ser aceptados en este intento, una larga carrera de al menos 3 años haciendo lo mismo cada semana para sacar adelante nuestro proyecto de vida. Y en caso de no haberlo conseguido en este intento, esperar la nueva convocatoria para volver a intentarlo una vez más.
Mis mejores deseos para todos los aspirantes y agradecimiento especial para nuestro asesor, el Ing. Carlos Granados Martín Del Campo, y también para los compañeros con quienes tuve oportunidad de hacer equipo en varias actividades, a mis amigos Erik Alavez, Maria Inés Prado, Ismael Aguilar, Alejandro Cajica, Ramón Minero, Joel Alonso, José Agustín Solorzano y todos los que me faltaron por mencionar.
Yo no lo hubiera logrado sin ustedes.